Reseña y Opinión: El marciano (Andy Weir) Val:897

Fichita: 
Editorial: Ediciones B S.A.
Escritor: Andy Weir
Páginas : 407
ISBN : 978-84-666-5505-7
Original : The Martian
Valoración: 897
Traductor: Javier Guerrero
Status: Muy Recomendable
Categoría: Hard
Precio (aprox.) : 21,00










Opinión:
 
Brillante Opera Prima de Andy Weir.
Un survival en modo ciencia ficción tremendamente adictivo y divertido.
Novela que podríamos situar entre dos temáticas de escritura: las novelas de ciencia ficción dura en las cuales los elementos científicos aparecen de forma recurrente en infinidad de pequeñas observaciones y en sugerentes mecanismos que plantea para salvar los problemas del protagonista todo ello enmarcado en una rigurosidad científica desmedida. Interesante aunque puede llegar a ser cargante cuando se analiza casi matemáticamente cada caloría que puede generar el protagonista para poder sobrevivir por poner un ejemplo.  En un segunda temática más generalista, El marciano se podría encasillar también en las novelas de aventuras de náufragos con la iniciativa de resolver situaciones con lo que puede encontrarse el protagonista con aquello que tiene a mano.

En cualquier caso la novela huye de cualquier pseudo-ciencia futura, todo ello se ejecuta dentro del marco científico actual y por tanto se disfruta para cualquier aficionado a la ciencia y la ingeniería sin encasillarla en el genero propiamente de la ciencia ficción. A lo sumo lo más difícil de suponer que fuera real es la inversión necesaria para realizar un viaje a Marte tripulado. Eso en si mismo con la que esta cayendo es ficción ficción.


La novela podría ser muy difícil de digerir solo con el planteamiento temático. Andy Weir suma a ello un enfoque de estilo literario escrito en primera persona en muchos casos y añade muchas tonalidad con un tono de humor, lejos del dramatismo que podría esperarse. Andy opta por un tono humorístico, con los puntos necesarios de tensión pero sin alejarse mucho de una atmósfera totalmente brillante, optimista y fuera de tonos oscuros, trágicos o depresivos. Una buena manera de resolverlo pensando en aumentar el dominio de lectores que pueden leerla,  más allá del espacio natural del lector de ciencia ficción. Así que es una novela que puede leerse fuera del lector habitual del género con cierta facilidad si hay, aunque sea pequeño, cierto gusto por la ciencia y la ingeniería.

La novela se acaba de definir con tres lineas argumentales: la principal del protagonista, la de los científicos desde la tierra y su gestión de una situación compleja tanto para ayudar al protagonista como para exponer a los medios públicos la situación y la del propio personal de la nave que abandona al protagonista a causa de un accidente y un conjunto de casualidades que justifican la situación inicial de la novela y como llevan la situación que se ha generado con respecto a un miembro del equipo.

Sin duda es una novela divertida y fresca de la que en breve se espera su pase a cine. La verdad es que puede dar mucho de si la novela porque mantiene una capacidad de tensión difícil de conseguir con tan pocos elementos de esquema inicial, a la vez la novela requiere de un fundamento de ciencia ficción dura como hacía tiempo que no veía. Una tradición de subgénero de la ciencia ficción muy desprestigiada y sin mucho predicamento en estas décadas.

Se nota mucho el background formativo del autor, lo cual puede ser un handicap para un escritor que puede quedarse en una gran primera novela y poco más veremos hacía donde dirige sus siguientes pasos o hacía la ciencia ficción o hacía otros subgéneros ligados a la ciencia como el tecnothriller o variantes.




Contraportada:
Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió  en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara. Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables. 
Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA. 
Con final sorprendente, El Marciano es una novela brillantemente construida, un delirio ingenioso, con una mecánica del suspense que sorprenderá al lector una y otra vez y le hará perderse en el cosmos de la naturaleza humana y la lucha por la supervivencia.
Otras reseñas en ECP:

La entrega

Bob Saginowski lleva dos décadas tras la barra del Cousin Marv's, un antro de fieles parroquianos situado en un barrio obrero de Boston que la mafia local utiliza como punto de encuentro para sus negocios.

Taciturno y solitario, Bob acude todas las mañanas a la iglesia de Saint Dominic en busca de respuestas a sus problemas de fe. 

Dos días después de Navidad, su monótona existencia da un giro inesperado cuando, de regreso a casa, rescata de un cubo de basura a un cachorro maltratado y conoce a Nadia, una mujer sensible con una enigmática cicatriz en la garganta. 

Así, lo que había comenzado como un cuento navideño deriva gradualmente hacia una violenta pesadilla.

Una historia corta ideal para descubrir al escritor Dennis Lehane. Recién editada por Salamandra Black es una novela corta o un cuento largo.

Timadores, ladrones, mafia y policía son los protagonistas de esta historia en el más oscuro Boston, un bar es el escenario donde todos los protagonistas bailan al son que dicta el autor.

Bob es un hombre sin suerte, aunque se queja poco, enganchado a la rutina de su trabajo detrás de la barra. Desde esa tribuna perfecta ve el traspasar de la gente, sus problemas o sus trapicheos, en especial los de su jefe y propietario visible del bar aunque no el de verdad.

Agobiado por haber perdido el bar a manos de un capo mafioso de medio pelo con ínfulas, Marv dedica su aburrida vida a trapichear, buscar planes e intentar estafar a todo el que se le pone por delante con el consabido peligro no sólo para él sino para todo el que está a su alrededor.

Llevada al cine hace unos meses es una buena manera de pasar la tarde, disfrutando de una obra bien escrita que entretiene, mantiene la tensión a lo largo de toda la historia y tiene un final consecuente con la vida de los protagonistas.

El peso del corazón


Contratada para resolver un caso a primera vista sencillo, la detective Bruna Husky se enfrenta a una trama de corrupción internacional que amenaza con desestabilizar el frágil equilibrio entre una Tierra convulsa y la dictadura religiosa de Reino de Labari. 

En un futuro en el que la guerra está supuestamente erradicada, Bruna lucha contrarreloj por la libertad y en defensa de la vida, mientras asimila los sentimientos contradictorios que le produce hacerse cargo de una niña pequeña. 

Me reencuentro con la detective Bruna Husky después de su aparición en "Lágrimas en la lluvia" y con muchas ganas de volver a ese mundo futurista donde todo es diferente pero a la vez se parece tanto al mundo en el que vivimos.

Las cosas no han ido bien a nuestra protagonista, suspendida su licencia de detective hasta reconducir sus problemas de agresividad y conducta mediante un psicólogo se ve inmersa en una aventura no buscada y que la embarcará en quizás el viaje más importante de su vida.

Esta segunda entrega tiene mayores escenarios de ciencia ficción, un panorama más desolador y con tintes adventistas de lo que puede pasar si no cuidamos lo que tenemos entre manos. Quizás me ha resultado menos creíble este mundo que el que nos presentó en la anterior entrega donde llegué a olvidarme de que no estábamos viviendo en mundo actual.

Me gusta el dibujo de la protagonista, sus miedos, sus fortalezas, su nobleza y su manera de pensar y un poco menos los dibujos de los secundarios demasiado planos, superficiales y algo previsibles que hace que la novela se diluya un poco a medida que la acción avanza.

Me gusta la serie aunque esperaba algo más de la segunda entrega. Ahora toca esperar si vamos a tener más aventuras de esta peculiar detective con fecha de caducidad o si vamos a quedarnos con el suspense.

Estrategias del deseo

En su nuevo poemario, Cristina Peri Rossi, sin duda una de las autoras latinoamericanas más brillantes de las últimas décadas, nos cuenta, sin concesiones ni disimulos, una intensa historia de amor desde los albores del deseo hasta la amenaza del olvido. 

Cada poema es la secuencia de un relato trepidante, entreverado de cuidado erotismo, esplendor, nostalgia y sueño. 

Los escenarios del amor, las palabras, la memoria o el cuerpo son los elementos con que Cristina Peri Rossi construye la trama verbal de este poemario memorable y turbador, uno de los testimonios amorosos más impresionantes de los últimos tiempos.

Me gusta la poesía pero reconozco que me cuesta ponerme con ella. En el club de lectura LGTB de la biblioteca en el que he participado este año la última lectura era precisamente un libro de poesía, así que entré con ganas de descubrir una autora para mi desconocida y unos versos que calaron hondo al terminar la primera lectura.

Tiene una ternura especial al decir las cosas aunque no esconde lo que quiere decir, no lo adorna, no lo enmascara, si duele así se refleja, si ríe allí está la sonrisa en tu cara cuando lees y cuando ama se te ponen los pelos como escarpias.

Me gustó tanto que no dudé en ir a la librería y hacerme con mi propio ejemplar para disfrutar una y mil veces de sus versos.

Pronto descubriré si toda su obra poética es igual de impactante pero de momento sigo subida en la ola dejada por unas cuantas palabras puestas en un muy buen orden.

 Te he cedido por una vez
el papel y el lápiz
la voz que narra
la crónica que fija contra la muerte
la nostalgia de lo vivido.
Y me va bien el cambio
te aseguro.
Quiero contemplar
quiero ser testigo
quiero mirarme vivir
te cedo gustosamente la responsabilidad
como un escriba
ocupa mi lugar
goza si puedes con el relevo
serás mi descendencia
mi alternativa.
La que vivió para contarlo.

Vivir para contarlo

Kiki de Montparnasse

De los autores Catel Muller (ilustradora) y José Louis Bocquet (guionista), Kiki de Montparnasse es la apasionante biografía en formato de novela gráfica de Alice Prim, la musa de los años 20 parisinos, a quien llamaban Kiki.

El libro cuenta de manera cronológica la vida de esta joven provinciana que llegó a París como criada y que acabó posando desnuda en los talleres de Soutine, Modigliani y otros pintores aún no muy conocidos en aquel entonces, como Foujita o Kisling. 

También muestra su relación con los artistas más relevantes de aquella época: Picasso, Breton, Cocteau, Duchamp; y su vida junto a Man Ray, quien la inmortalizó en aquella famosa fotografía con el violín de Ingres.

Kiki de Montparnasse no sólo es un excepcional retrato de una mujer apasionada, sino también el testimonio de una época: los locos años 20 en Francia.

La última de las novelas gráficas que de momento mostraré en el blog (de momento). 

Distinta de las que había leído hasta ahora, no es de misterio ni de policías sino una biografía de un personaje muy famosos en los años veinte no sólo en París sino en el mundo entero.

Una manera amena de descubrir no solo la persona que se escondía detrás del nombre artístico de Kiki de Montparnasse sino también una buena manera de descubrir como se vivía en esos años y las relaciones entre algunos de sus famosos habitantes de la noche parisina.

En esta novela gráfica se mezcla historia, amor, aventuras, arte, pintura, fotografía y folletín rosa. Así que es difícil aburrirse con la lectura o el visionado de las distintas viñetas.


Fue una época donde todo estaba permitido, la moralidad era la menor de sus preocupaciones y estaban más pendientes de divertirse, crear y disfrutar que del qué dirán o en realmente intentar vivir según las normas establecidas. Eran años locos que a más de uno le pasaron factura pero no por ello bajaron el listón, valía más morir matando que no haber disfrutado de la fiesta y el divertimento.

Hay que reconocer también que de esa libertad aparecieron algunos de las artistas y las obras más famosas de la historia del arte.

Un disfrute para todos los sentidos sobretodo si os gusta el arte, los locos años veinte y cotillear algo de las fascinantes (o no) vidas de los artistas.

Gracias por los cuentos

Hay una página que recopila retablos de agradecimiento: Retablos. No sabía que esta tradición existiera, es algo maravilloso. Podemos encontrar de todo: desde el típico agradecimiento por salir bien de una operación hasta el haber obtenido el perdón por una infidelidad. Hay retablos muy bizarros: gente agradeciendo que los ovnis hayan devuelto al ganado, o mujeres satisfechas porque con su bonito cuerpo han encontrado trabajo de prostituta.

El Listo va colgando los que le parecen más interesantes, y a mí me encantó el que aquí les traigo. Tiene el siguiente texto:

Rosita Martínez agradece al sagrado corazón porque desde que ella empezó a leer cuentos de hadas, tiene maravillosos sueños, y ahora quiere ser escritora cuando sea mayor y escribir muchos cuentos de unicornios, sirenas y dragones etc.

retablo

Me da la impresión de que cuenta una verdad muy grande sobre la literatura.

Enlaces originales:

El listo

Retablos

Yo, asesino

Enrique Rodríguez es profesor de Historia del Arte en la Universidad del País Vasco y a sus 53 años se encuentra en la cima de su carrera. 

Además de estar a punto de convertirse en una figura destacada en su campo, y tener que lidiar con las consecuentes rivalidades con sus colegas de profesión, cultiva una extraña afición a la que le gustaría dedicarse a tiempo completo: el asesinato como forma de arte. 

Enrique aprovecha convenciones y compromisos académicos para cometer asesinatos motivados sólo por fines estéticos. 

Cada uno de ellos es una obra de arte inspirada en una técnica específica que marca su impecable trayectoria como artista.

Había oído hablar de esta novela gráfica con asiduidad últimamente y cuando descubrí que estaba en mi biblioteca habitual decidí descubrir por mi misma el porqué de esa excitación ante esta obra ganadora del Gran premio de la Crítica 2015.

Descubrimos a Enrique, un apacible profesor de Universidad, experto en las obras rituales y sádicas que contiene la Historia del Arte. A punto de conseguir el puesto más alto al que puede aspirar dentro de su mundo y especialidad... Pronto nos daremos cuenta de que a pesar de esta fachada de ser apacible y reflexivo se esconde un hombre de acción, aunque quizás no en la que estamos pensando.

Convertido en asesino en serie a lo largo de los años aprovechando sus viajes y conferencias; Enrique ha decido recrear las más diversas maneras de matar para que al investigarlas nadie pueda asociarlas entre ellas ya que no siguen ningún patrón conocido.

Todo empieza a ir demasiado rápido cuando un objetivo demasiado próximo a Enrique se pone a tiro del asesino silencioso.

Dibujos en blanco y negro con la única excepción del rojo de la sangre (en algunas viñetas mucho rojo), texto algunas veces algo reflexivo que hace perder un poco de la línea trazada pero en general una buena elección para una novela negra gráfica.

Continúan sin acabarme de entusiasmar pero igual con el paso del tiempo acabo pillándoles el punto.

El amante japonés

La historia de amor entre la joven Alma Velasco y el jardinero japonés Ichimei conduce al lector por un recorrido a través de diversos escenarios que van desde la Polonia de la Segunda Guerra Mundial hasta el San Francisco de nuestros días.

«A los veintidós años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma se atragantaron de amor para consumirlo entero, pero mientras más intentaban agotarlo, más imprudente era el deseo, y quien diga que todo fuego se apaga solo tarde o temprano, se equivoca: hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno.»

Isabel Allende es una de mis escritoras favoritas, lo he leído todo de ella y me alegra tener algo nuevo que leer después de la pequeña decepción que supuso "El juego de Ripper".

"Irina Bazili entró a trabajar en Lark House, en las afueras de Berkeley, en 2010, con veintitrés años cumplidos y pocas ilusiones, porque llevaba dando tumbos entre empleos, de una ciudad a otra, desde los quince." Así empieza la novela, Irina insiste al director de que a pesar de su poca experiencia con los ancianos es la persona indicada para cuidarlos y ayudarlos en todo lo que puedan necesitar.

Hay momentos en los que estar en el lugar exacto en el momento preciso puede cambiar la vida de las personas, si Irina no hubiera ido a la entrevista no hubiera conocido a Alma ni a Seth, ni Catherine; no hubiera sabido quien era Ichimei ni la poderosa historia que lo rodeaba, aunque quizás menos dolorosa que la suya propia.

Irina viajaba ligera de equipaje físico pero emocionalmente llevaba un gran peso sobre sus espaldas, encontrarse en Lark House la fue liberando poco a poco de ese bagaje.

Alma vive en la residencia aunque podría vivir sola, entra y sale siempre que le apetece y no conoce la palabra aburrimiento. Gracias a Seth, su nieto, que quiere recoger en un libro toda la historia de su abuela nos enteramos de que huyó de la II Guerra Mundial, que fue acogida por sus tíos, que hizo fortuna dibujando telas exclusivas y que tiene un amante misterioso llamado Ichimei que conoció cuando eran una niña. Se podrían explicar muchas más cosas pero es mejor irlas descubriendo a medida que se va leyendo

Si no os gusta Isabel Allende no es un libro para vosotros, en cambio si os han gustado sus novelas no deberíais perdérosla. 

No soy mucho de poner notas excelentes y en esta ocasión le he dado máxima puntuación, la historia me llegó, los personajes se convirtieron en parte de mi familia mientras leía y he disfrutado cada palabra de la narración y de la historia, no tengo ningún pero, ningún reproche o algo que no me haya gustado, el ritmo, la delicadeza, los giros, la manera de solapar las historias y mantener el interés. 

Para mi es una novela redonda aunque como siempre digo es una opinión personal.

Heat rises

The bizarre murder of a parish priest at a New York bondage club opens Nikki Heat's most thrilling and dangerous case so far, pitting her against New York's most vicious drug lord, an arrogant CIA contractor, and a shadowy death squad out to gun her down. And that is just the tip of an iceberg that leads to a dark conspiracy reaching all the way to the highest level of the NYPD.
But when she gets too close to the truth, Nikki finds herself disgraced, stripped of her badge, and out on her own as a target for killers, with nobody she can trust. Except maybe the one man in her life who's not a cop: reporter Jameson Rook.
In the midst of New York's coldest winter in a hundred years, there's one thing Nikki is determined to prove: Heat Rises.
En esta ocasión la detective Heat se enfrenta a una investigación de lo más delicado pues un reputado miembro de la iglesia es el finado y su muerte no ha ocurrido en circunstancias muy normales. 
Los componentes adicionales que rodean el caso hacen que la presión que sufre la detective se multipliquen, además la relación estrecha y cordial que mantenía con el capitán Montrose últimamente no es tan fluida sino más bien tensa y hacen que la detective pueda llegar a pensar en que su jefe pueda ser el culpable del asesinato del sacerdote.
Como siempre Heat no estará sola en la investigación y Rook intervendrá de manera crucial tanto en la investigación como en la resolución del caso dando un paso de afianciamiento en su relación personal y laboral.
Entretenida, quizás la mejor hasta ahora de la saga (al menos para mi, a la espera de terminar Frozen Heat que si sigue así será la mejor de largo), y como digo siempre, una buena manera de seguir practicando otro idioma.