Vacaciones trágicas

Una semana de vacaciones en una lujosa residencia de propiedad compartida, situada en un tranquilo paraje de Yorkshire, es justo lo que le conviene al comisario de Scotland Yard, Duncan Kincaid, agotado por una sobrecarga de trabajo. 

No obstante, en vez de las actividades relajantes, como excursiones y lectura, que ha programado, justo al día siguiente de haber conocido a todos los huéspedes en un cóctel de presentación encuentra el cadáver del subdirector del establecimiento flotando en la piscina. No será el único. 

¿Qué relación pueden tener con las víctimas del crimen la provocativa directora del centro, o las hermanas solteronas escocesas, o la bella científica, o el diputado de éxito? 

A pesar de la antipatía que le demuestra el ineficaz jefe de policía del lugar, que no soporta la injerencia de Kincaid, éste, con la ayuda de su subordinada, la joven y brillante Gemma James, irá desentrañando las escondidas conexiones entre las víctimas y los sospechosos hasta colocar la última pieza del puzzle en un final sobrecogedor.

Siempre me gusta ir descubriendo nuevas sagas o historias protagonizadas por detectives de los cuales no he leído nada, nunca se sabe donde se puede encontrar un nuevo filón que explotar, sino gusta no hay más que dejar de leer el resto de la serie (en esto ayudan mucho las bibliotecas bien surtidas que te dan tanto la oportunidad de descubrí nuevos libros sino también seguir con la mayoría de las series).

En este caso el protagonista es el comisario Kincaid que cansado de su trabajo en Scotland Yard decide aceptar la oferta de su primo y disfrutar de una semana de vacaciones en una casa en multipropiedad en un bello paraje de la campiña inglesa.

Allí compartirá las primeras horas con un par de hermanas, varios matrimonios, un padre con su hija y unos peculiares anfitriones. Aunque él espera tener una semana de relajación y tranquilidad todo se ve truncado con el descubrimiento de un cadáver en la piscina. Kincaid tiene intención de pasar desapercibido y ajeno a su cargo pero al ver como el jefe de la policía del lugar no fue uno de los alumnos más brillantes de la academia decide sacrificar sus vacaciones para conseguir desentrañar este misteriosos asesinato.

En la distancia contará con la ayuda de su segunda al mando que le ayudará a poder unir los puntos y seguir le hilo hasta encontrar al asesino.

Además de esta trama vamos descubriendo que no todos los asistentes a las vacaciones tiene cosas que ocultar o que al menos su vida no es tan modélica como querían aparentar desde el principio.

No está nada mal, es entretenido y mantiene la intriga hasta el final pero le falta algo de fuerza para ser mejor lectura. Si se cruza otro libro de la escritora no le haré ascos pero tampoco correré a buscar nuevas aventuras del protagonista.

La solterona

En 1850 la alta burguesía neoyorquina disfruta de una desentendida prosperidad. Delia, «reina» del endogámico clan de los Ralston, ultima los detalles de su vestuario para brillar en el acontecimiento social del año: el enlace de su prima Charlotte Lovell con Joe Ralston, que además sellará una alianza entre las dos familias hegemónicas de Nueva York. 

Cuando nada parece poder desbaratar tan idílico porvenir, una desquiciada Charlotte irrumpe en casa de Delia para desvelarle un secreto que alterará para siempre la placidez de sus vidas y que, de saberse, tumbaría los códigos éticos de los que ambas se han venido nutriendo. 

Los destinos de Charlotte y Delia quedan trágicamente atados bajo la inviolabilidad del secreto que comparten, consolidándose entre ambas una tormentosa relación en la que convergerán los celos, la compasión, el amor filial y la suspicacia.

La vida en la ciudad a mitad del s. XIX era muy distinta si eras de una familia acomodada o no, los menos favorecidos intentaban sobrevivir como podían y sus preocupaciones eran como seguir vivos un día más. En cambio las familias acomodadas y aristocráticas tenían preocupaciones más livianas y se reducían a los vestidos que iban a lucir en alguna de las recepciones o como gastar algo de su dinero "haciendo caridad".

En la familia de los Ralston no hay demasiados problemas, pronto habrá una buena boda y todo el mundo anda algo atareado con los preparativos. Vestidos, arreglos florales, detalles nímios para conseguir el mejor día en la vida de Charlotte.

Sólo hay un pero, un secreto que dará al traste con la soñada boda y con la alianza entre dos de las más poderosas familias de la ciudad. Charlotte no puede ocultarlo mucho más tiempo, le quema en las entrañas y decide confesarle a Delia su gran secreto.

A partir de esta confesión todo cambia, la relación entre las dos primas se vuelve más estrecha y estará siempre condicionada por la confesión de Charlotte a pesar de los años transcurridos.

Una historia corta sobre las consecuencias de los secretos guardados, de la doble moral imperante en esa sociedad y como tener dinero no siempre da la felicidad que se le adivina.

Una pequeña joya que vale la pena degustar lentamente y con tranquilidad.

Homenaje a Juan García Ponce: Reseña

Homenaje a Juan García Ponce
Juan Antonio Rosado
Siempre!

En 1994, cuando Juan García Ponce aún vivía, entre otras actividades, yo colaboraba con Armando Pereira para la futura realización del Diccionario de literatura mexicana, siglo XX. Esta obra contaría, entre otras muchas, con entradas como Generación del Medio Siglo, Casa del Lago, Revista Mexicana de Literatura y S.Nob, relacionadas todas con el escritor yucateco, en quien empecé a interesarme gracias a Pereira y a mi lectura de De Anima (1984), sobre la cual publicaría un ensayo en el suplemento Sábado, dirigido en esa época por mi admirado maestro Huberto Batis. Luego este ensayo se recogería en La escritura cómplice: Juan García Ponce ante la crítica. En esa época recibí también una invitación de la Universidad Veracruzana para participar en un homenaje a García Ponce: "Imagen primera de una generación". Allí conocí a Magda Díaz y Morales, crítica literaria y estudiosa del escritor yucateco. Los textos presentados se recogerían después en el voluminoso tomo Juan García Ponce y la generación del medio siglo.

Aquella experiencia fue la raíz no sólo de mi fascinación por la obra de Juan, quien luego se contactaría conmigo (ignoro cómo lo hizo) para invitarme varias veces a charlar con él en su casa de Coyoacán, sino también de otro libro voluminoso: Erotismo y misticismo: la literatura erótico-teológica de Juan García Ponce y otros autores en un contexto universal, publicado en 2005, ya cuando Juan García Ponce había muerto. Diecisiete años después de la experiencia de 1994 en Xalapa y siete años después de la publicación de Erotismo y misticismo, recibí una nueva invitación de Magda Díaz y Morales; en esta ocasión, para escribir sobre el cuento “La noche”, incluido en el libro homónimo, a fin de celebrar, en 2013, sus cincuenta primeros años de vida. El resultado fue el ensayo “Los placeres de la ambigüedad”. Dos años después, en este 2015, es decir, veintiún años de aquel memorable 1994, aparece por fin el libro Homenaje a Juan García Ponce, coordinado por Magda, quien escribió la presentación y uno de los ensayos (sobre el cuento “Tajimara”). Sin contar la presentación, el libro se compone de diez textos que abordan los relatos de Imagen primera y La noche, ambos de 1963, desde diversos ángulos. Los autores, Isaac Magaña G Cantón, Claudia Chibici-Revneanu en unión con Gonzalo Soltero, Liviu Lutas, Alfredo Tenoch Cid Jurado, Asmara Gay, Alfredo Pavón, Iván Ruiz, Cecilia Eudave, Magda Díaz y quien esto escribe, contemplaron y sintieron estas obras, reflexionaron sobre ellas y expresaron por escrito lúcidas lecturas que revelan una parte de la poética de uno de los mejores narradores, ensayistas y críticos del siglo XX en México. Este nuevo libro, coordinado por Magda, sin duda suscitará mayores reflexiones, en la medida en que la obra de García Ponce, como la de cualquier gran artista, es inagotable.

Magda Díaz y Morales (coordinadora), Homenaje a Juan García Ponce. Imagen Primera y La Noche cincuenta años después, Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC)/Conaculta, México, 2015; 207 pp.

El libro será presentado en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM el próximo 29 de mayo.

Reseña y opinión: Vestigios (Hugh Howey) Val: 676

Fichita: 
Editorial: Minotauro
Escritor: Hugh Howey
Páginas : 428
ISBN : 978-84-450-0215-5
Original : Dust
Valoración: 676
Serie : Crónicas del Silo (3)
Traductor: Manuel Mata
Status: Leíble
Categoría: Distópica
Precio (aprox.) : 20,5     









Opinión:
 
Como dice la frase de portada. Todo principio tiene un final. Pero esta esta vez el final no esta a la altura del principio. O lo que es lo mismo a la altura de las dos novelas precedentes. Con esta novela se cierra la trilogía de las crónicas del Silo.

En  la primera novela el autor te gana por la historia, por la intriga, por el suspense y los misterios del Silo. En la segunda novela te gana por el recursos literario para explicar como se llega a los hechos acontecidos en la primera novela a través y articulado mediante el recurso del  flash-back. Esta muy bien planteado y se equilibra e integra con respecto a la primera novela milimétricamente.

Pero en esta tercera entrega. En esta tercera pincha. La novela se atropella y aquí si que se intuye cierta falta de oficio de un autor primerizo. Esta última entrega no encaja bien desafina. Me explico. Las sensaciones que transmite son en primer lugar de demasiada ambición para articular el cierre al completo de la crónica. No había tanta necesidad de exposición y los personajes se empiezan a desdibujar.
Muchos frentes abiertos que requieren de mucho calidad y capacidad para llevar tantos barcos a puerto a medida que realizas el viaje de la lectura de la novela te das cuenta de que no llegará bien, que no lo conseguirá.

La historia no consigue centrarse en una trama clara, robusta y viable. Es coherente pero eso no es suficiente. La coherencia es lo mínimo exigible para llegar a un 6 de puntuación pero eso no le permite llegar mucho más allá. Abre tantas puertas y muchas de ellas no se cierran bien además algunos se cierran con cierto casualismo, otras con oportunismo y serendipias indignas, otras con cierta prisa, inevitables cuando acumulas más de 400 páginas para un ritmo que no se sostiene de forma constante, partes con ritmo alto y otras de excesiva lentitud que no aportan mucho al conjunto.

En conclusión una novela final de la serie con altibajos. Sin destripar esas escenas para no spoilear la novela no puedo profundizar mucho más en ese aspecto de la reseña,  pero los que lean la novela entenderán porque no había necesidad de tanto artificio y forzosidad en la evolución de la trama. En cuando a la prosa no es preciosista, muy funcional como el resto de novelas de la serie. Nada destacable y en el momento que la historia se desinfla, las carencias se perfilan y aumentan su

Para mi, es mejor una historia sin un final cerrado que deje abierta una parte de las conclusiones a la imaginación al lector y a sus propios deseos en vez de intentar tanta cobertura improductiva y forzada.
El camino fue bueno, pero el  final pobre.

Contraportada:
En Espejismo entramos por primera vez en el Silo, con Desolación descubrimos la historia de su creación y en Vestigios seremos testigos de su caída. 
La tercera y última entrega de las Crónicas del Silo recupera a su protagonista, Juliette, y da respuesta a todas las incógnitas que quedaron sin resolver en las dos primeras entregas.
Otras reseñas de Hugh Howey en ECP: 

    Reliquias literarias (I)

    El blog Trotalibros nos invita a descubrir nuestras reliquias literarias, ya sean sentimentales o de alguna edición especial o importante de alguno de los libros. Me ha gustado mucho la idea y iré trayendo en varias entradas mis reliquias. ¿Os animáis? para la información completa aquí te lo explica a la perfección.

    Mis reliquias literarias son sentimentales, me llevan a recuerdos impagables e imborrables de quien me lo regaló o lo que supuso su lectura. Nunca he tenido demasiado interés en buscar determinadas ediciones o de determinados años sino más bien si en tener determinados títulos en el formato que sea. Algunas de esos libros me acompañan desde los ocho o nueve años, son primeras lecturas, y otros llegaron más tarde pero formaron parte importante de mis lecturas en determinadas épocas.




    "Basilisa la hermosa" - Cuentos rusos es el libro que más destrozado tengo (la sobrecubierta) de tanto que lo leí cuando era pequeña, me encantaban las historias que contaban sobre zares, zarinas, caballeros y aventuras. No sé como apareció en mi casa ni como acabó entre mis manos pues dudo que fuera apropiado para la edad en la que recuerdo haberlo leído por primera vez pero es uno de los libros que más cariño tengo y del que siempre me gusta leer alguno de los cuentos en ocasiones.

    "Asesinato en el Orient Express" - Agatha Christie ¿quién no ha leído esta novela?¿quién no ha visto en televisión alguna de las innumerables versiones que han hecho de ella? este libro es un símbolo doble, representa el descubrimiento de mi autora de novela negra favorita y me recuerda la ilusión de mi abuelo cada vez que salíamos de paseo y entrábamos en una librería a buscar un nuevo título de la biblioteca de Agatha Christie (mi abuelo aparecerá varias veces, fue el principal causante de que mis libros favoritos sean los de espías y los de misterio y por supuesto de que sea lectora desde niña).

    Sota el signe de Sagitari - Jaume Fuster el primer libro que me hicieron comprar en el colegio como lectura obligatoria del cual disfruté (hasta ese momento más que disfrutar habían sido como una especie de tortura y siempre he pensado que era una manera pésima de fomentar la lectura entre los niños/jóvenes). Una novela negra y en catalán, una buena intriga, en lugares reconocibles que marcó un camino seguido por muchos años más tarde. 

    Naked Heat


    In the sequel to the New York Times bestselling HEAT WAVE, Richard Castle's new thrilling mystery continues the story of NYPD Homicide Detective, Nikki Heat. Tough, sexy, professional, Nikki Heat carries a passion for justice as she leads one of New York City's top homicide squads. In what's sure to be another smash sensation by blockbuster author Richard Castle, readers will once again follow Nikki Heat and hotshot reporter Jameson Rook as they trade barbs and innuendos all while on the trail of a murderer!

    For the second tie-in with the ABC television show, CASTLE, we will once again be releasing a portion of the chapters electronically, available for digital download in advance of the hardcover publication. The show will integrate the new book in the same way they did for HEAT WAVE, with mentions of the book beginning in episodes that will air in spring and culminating with the publication of the book in Fall 2010, which will be featured on the show.

    Siguiendo con la saga de Nikki Heat hoy toca el turno del segundo volumen. 

    Me gusta la idea de seguir en paralelo las aventuras de los "protagonistas reales" y de como van avanzando los libros. 

    En esta segunda entrega la detective Heat no va a tener más remedio que volver a trabajar con el periodista Jameson Rook cuando una de las periodistas de cotilleos más famosas de la ciudad aparece asesinada y una de las últimas personas en verla con vida fue el mismo Rook.

    La vida privada de la periodista saltara a la luz pública mientras la detective Heat intenta por todos los medios que la suya siga siendo lo privada que ella quiere y desea aunque a veces los deseos no se cumplen.

    El cotilleo además de dar mucho dinero genera una gran cantidad de envidias y una gran fuente de sospechosos, trillar entre los probables y posibles con los que simplemente la quería ver muerta pero sin medios para ello será el duro trabajo de la detective Heat mientras que su relación con Rook se va volviendo cada vez más estrecha.

    Veremos como sigue la serie en la tercera entrega.

    Reseña y Opinión: ¿Quién controla el futuro? (Jaron Lanier) Val: 998

    Fichita: 
    Editorial: Debate
    Escritor: Jaron Lanier
    Páginas : 436
    ISBN : 978-84-9992-423-6
    Original : Who Owns the Future? 
    Valoración: 998
    Traductor: Marcos Pérez Sánchez
    Status: Imprescindible
    Categoría: Ensayo
    Precio (aprox.) :  23,90










    Opinión:
     
    Absolutamente brillante, creo que es el mejor libro que he leído en mi vida  sobre informática en mayusculas. No habla de tecnología, ni del último lenguaje de programación de moda, ni de arquitecturas técnicas, ni de protocolos o de buena o mala programación o de cualquier verborrea sobre términos imposibles que adoramos los informáticos. Hablamos de todo lo contrario, de un libro sobre la gestión de información, de empresas que controlan el flujo masivo de información, de su evolución en un futuro próximo y de sus previsibles consecuencias a medio plazo para la humanidad si persistimos por este camino.

    Ahí es nada el tema..

    Ameno, divertido, totalmente incisivo y creo poder afirmar que ha modificado parte de mi visión sobre la situación actual del sector profesional de la informática (que es el mío profesionalmente) y sobre el futuro que nos espera si seguimos progresando estaciones con este viaje. Todo ello explicado con el pragmatismo de establecer la complejidad de las opciones futuras  que nos lleva el modelo actual de evolución y le suma la propuesta de soluciones que se plantea el autor para cambiar el rumbo. Sino queremos someter a la sociedad  a una tensión sobre el modelo de mercado en las próximas décadas, Jaron expone el problema y propone soluciones. Talento y control.

    En el sector profesional de la informática se pueden distinguir diferentes tipos de personas, hay variantes y matices a ciertos esterotipos (aquí una muestra...) : diseñadores, técnicos, programadores con o sin vocación,  los Analistas que dan un paso adelante como programadores que además son capaces de plantearse algo más que el encadenamiento de lineas de código. Que entienden el conjunto funcional en su totalidad y realizan análisis de las necesidades de cliente para estructurar el código con un sentido mas global. Luego están los arquitectos que además de analizar la demanda funcional del cliente trasladan al código una estructura más ordenada y gobernada. Una visión de la solución dentro de un ecosistema técnico que plantea tanto la cobertura de aspectos mas sutiles como el rendimiento, la fiabilidad y la mantenibilidad futura del desarrollo. Y existen los informáticos de ciencia, aquellas personas que no solo trabajan el código, sino también construyen un corpus de elementos, de guías para las propuestas de salto y evolución de la gestión de la información que va más allá de la parte tecnológica y abarca elementos de negocio, sociología, psicología, economía de la información que miran los cimientos y se preguntan por cada parte del total. Construyen tanto algorítmica nueva para dar cobertura a nuevas necesidades como una guía ética para el sector. Jaron es de este tipo. Personas que se plantean hacía donde evolución nuestra sociedad a causa  y gracia del paradigma de la explotación de la información mediante las tecnologías más modernas. La información como valor en absoluto, no sujeta a. En esta economía creciente, que aunque podemos presuponer ya con madurez no tiene ni 100 años de vida, hay mucho por recorrer,  muchos errores cometidos y muchos por cometer aún.

    ¿Que nos depara el futuro si el sector mantiene la misma tendencia de concentración y de fagocitación de todo el resto de sectores ecónomicos ?  Jaron da en el clavo en el problema y en su disección y nos plantea soluciones complejas y muy difíciles de llevar a la práctica pero habrá pocos remedios milagrosos a medio/largo plazo. Luchamos contra una marea destructiva que abarcará no solo el proceso de ir bajando el valor añadido del factor humano sino que, a medida que la potencia de los sistemas aumenta, el margen de cobertura necesaria para las personas se reduce sustancialmente.

    En muchos libros de ensayo puedes quedarte con dos o tres ideas interesantes este libro esta repleto de análisis y de anécdotas del autor. Jaron además de escribir bien, suave y sin pesadez es una de las  personas mas brillante y despiertas que he podido leer hablando sin radicalismos partidistas, ni filias ni fobias. Hay mucho inmadurez en este sector,  las corrientes y opiniones o son happyflowers o son instrumentados por empresas. Son  habituales los debates estériles y sin conocimiento de causa que hay en cualquier tertulia, soñadores que caven con fuerza nuestra propia tumba con los postulados más Naíf.
    Una obra absolutamente imprescindible, sin estridencias ni posturas maximalistas sobre este apasionante sector que es la informática, incipiente, muy inmaduro y por desgracia va tan rápido en su evolución  que la sociedad aún no se da cuenta de en que tela de araña esta abocando el futuro de todos. La informática empezó siendo algo militar, siguió como un elemento académico, llego a las grandes empresas, siguió a las medianas y pequeñas, llego a las casas, llego a nuestro bolsillo...  ¿Sigo? Todo tiene un chip programable todo es informática. Como dice Jaron en un momento simpático:   los frikis dominaremos el mundo (sino lo hacemos ya).

    Hay tantas frases que creo que es la muestra más grande que he recogido nunca en una entrada.
    El libro consume un lápiz cada página con anotaciones, subrayados y admiraciones
    Aún así me he dejado muchísimas porque sin mas contexto eran difíciles de interpretar.
    Este es un libro que hay que tener, comprar y atesorar. Es un libro que toda persona relacionada con el mundo de la tecnología debería tener y releer continuamente y manosear. Es un libro que puede y debería generar una corriente política y de movimiento sectorial.

    Olé tus castañuelas, Jaron. Un experto al que seguir  muy de cerca.

    Algunas frases  fuera de contexto:

    • La información es, por definición, la materia prima de la retroalimentación, por tanto, de la innovación.
    • Hoy en día, tener poder significa poseer la superioridad informacional, obtenida mediante el control del ordenador más efectivo de una red.
    • La influencia de un servidor sirena aumenta cuanto mayor es su discreción.
    • Lo fundamental es que sean otros quienes asuman los riesgos, y el conocimiento implica un riesgo.
    • Estas tecnologías sirven para obtener información sobre nosotros más aún de lo que nos sirven a nosotros para obtener información.
    • Una "tableta", a diferencia de un "ordenador", solo ejecuta los programas aprobados por una única autoridad comercial centralizada. (Nota ECP: Evidentemente cualquier mañoso  puede asegurar que es fácil evitar esto, incluso que los fabricantes no ponen muchos impedimentos. La pregunta es. ¿Cuanta gente en proporción sale de los mercados de aplicaciones previstos? Es fácil saltar la valla. La valla es baja pero pocos queremos levantar el pie. No hay mejor cerradura que la que no augura nada mejor al otro lado. Esa es la clave)
    • La única manera de vender la pérdida de libertad de forma que la gente la acepte voluntariamente consiste en presentarla al principio como una gran ganga.
    • Aún podemos imaginar la información como el activo intangible fundamental para las comunicaciones, los medios de comunicación de masas y el software.
    • Si continuamos por el camino que llevamos, es que entremos en un período de hiperdesempleo, con el consiguiente caos político y social.
    • Cuanto más extraordinariamente baratas son las máquinas, más caras parecen por contraposición las personas.
    • No existen diferencias a largo plazo entre una persona normal y otra con formación especializada.
    • Damos por hecho que alcanzaremos la inmortalidad a través  de la mecanización.
    • Los utopistas dan por hecha la llegada de la abundancia no porque vaya a ser asequible, sino porque será gratuita, siempre que aceptemos vivir bajo vigilancia.
    • Una rama de la cultura hacker defendía que la libertad requiere una privacidad absoluta, mediante el uso de criptografía.
    • Hasta principios de este siglo, no hemos tenido que preocuparnos de que los avances tecnológicos supiesen una depreciación de las personas, ya que las nuevas tecnologías siempre habían creado nuevos tipos de trabajos, incluso cuando destruían los antiguos.
    • La nueva economía minusvalorará a la gente normal y considerará hipervaliosos solo a quienes se encuentren en las inmediaciones de los ordenadores más potentes.
    • Hasta tal punto deseamos disfrutar de experiencias online gratuitas que aceptamos gustosamente no recibir ninguna compensación económica, ni ahora ni nunca, por la información que generamos.
    • Cuanto mayor sea el peso de la información en nuestra economía, menor será nuestro valor.
    • Cuanto más avanza la tecnología, mayor es la imbricación de las herramientas de gestión de la información en todas las actividades económicas.
    • Incluso los actores que han tenido más éxito en el  panorama actual están socavando progresivamente  la base de su propia riqueza.
    • El capitalismo solo funciona si permite que a un número lo bastante grande de personas les vaya lo suficientemente bien como para ser los clientes.
    • No todo puede ser gratis al mismo tiempo, porque el mundo real es caótico.
    • Por ínfimas que sean las imperfecciones de una utopía, es en ellas donde se concentrarán las luchas por el poder.
    • En una economía de mercado no deberían tener cabida únicamente las "empresas", sino cualquiera que aporte valor.
    • No se puede pensar en la información como algo autónomo; es siempre un producto humano.
    • La definición de privacidad es el derecho a que nos dejen en paz (Louis Brandeis)
    • Los fantasmas de los perdedores se pasean por cada rincón donde brota la abundancia.
    • En la Antigüedad, el dinero era una forma de almacenamiento de información que representaba acontecimientos ocurridos en el pasado.
    • El dinero fue la primera forma de computación, y en esta era de la computación la naturaleza del dinero sufrirá una nueva transformación.
    • Si quieres ganar dinero en las apuestas, abre un casino...La nueva versión sería : Si quieres ganar dinero en una red, hazte con el servidor central. 
    • Creación de riqueza, en el marco de la ciencia de la información, implica simplemente ajustar la información abstracta que almacenamos a los beneficios concretos que potencialmente podemos disfrutar.
    • Las ideas modernas sobre el dinero responden a la necesidad de mantener un equilibrio entre planificación y libertad.
    • Las clases medias estables a largo plazo han dependido de intervenciones keynesianas  de mecanismos persistentes, como la red de protección social, para moderar los efectos del mercado.
    • Hasta el momento, las redes digitales se han utilizado principalmente para reducir la ventaja de la localidad, y esta tendencia, de no modificarse, conducirá a una implosión económica.
    • En el próximo siglo las fábricas y los bancos quedarán obsoletos. 
    • El maximalismo es una manera segura de fracasar como tecnólogo.
    • Muy pocos ricos viven exclusivamente de grandes ingresos, la mayoría ganan dinero gracias a su capital.
    • Junto a cada dique hay una trinchera.
    • Que sentido hay en defender una postura moral sobre una función del software como la copia. Es inocua y neutral.
    • La mera existencia de una gran cantidad de datos sobre un asunto no implica que vayamos a ponernos de acuerdo sobre lo que significan.
    • A medida que avanza la tecnología, la educación dedicará mayores esfuerzos en materias técnicas y aprender a ser emprendedor y adaptable.
    • Buscar la manera de estar lo más cerca de un servidor sirena es un buen consejo a corto plazo.
    • ...el resultado ha sido que la tecnología  digital sirve como arma contra el futuro de la clase media.
    • Absurda fantasía de que la tecnología es cada vez más inteligente y capaz de existir de forma autónoma.
    • ...yo formo parte de aquello que critíco. Me beneficio de mi participación en los sistemas cuya desaparación me encantaría presenciar.
    • En la era de las redes, puede haber confabulación sin confabuladores conspiraciones sin conspiradores.
    • Wal-Mart desempeñan un papel en la reducción de las perspectivas laborales de las mismas personas que suelen ser sus clientes.
    • Uno nunca puede ahorrar lo suficiente para mejorar su situación si sus perspectivas profesionales no son las adecuadas.
    • Para un servidor sirena financiero es absolutamente crucial disfrutar de una posición de superioridad informacional.
    • Hoy en día, en lugar de sitios web en la internet abierta, lo más habitual es crear apps en tiendas privadas o perfiles  en redes sociales privadas también.
    • La producción industrial mediada por el software equivale a dar un paso hacia la obsolescencia de la propia idea de fábrica.
    • El espionaje masivo es oficialmente el principal modelo de negocio de la economía de la información.
    • Consideramos el BigData empresarial como algo legítimo, aunque estos datos no son válidos más que a fuerza de tautología en un grado desconocido.
    • Cuando  se confunde correlación con conocimiento, se paga un precio elevado.
    • Hay un hecho en que internet esta ya destruyendo más empleos de los que ha creado. 
    • Los geeks , preferiríamos que el mundo esperase pasivamente a que nuestra dominación se consumase, aunque esto nunca sucede.
    • Es mejor entender los datos relativos a las persona como si fuesen disfraces tras los que se ocultan persona, que normalmente tienen algún plan.
    • La obsolescencia humana nunca llegará a producirse.
    • Los mercados pierden su razón de ser cuando la oferta tiende a infinito.
    • La ciencia ficción nació para expresar que en el futuro las persona no sean necesariamente el centro alrededor del cual se articule el marco de referencia.
    • La mayor parte de la ciencia ficción construye una narrativa en torno al triunfo de la relevancia humana contra todas las adversidades.
    • Strangelove: Cuando la tecnología alcance un grado de desarrollo suficiente, una persona nos destruirá a todos. Naturaleza humana más tecnología avanzada equivale a extinción.
    • Las personas podrían transformarse en información, en lugar que esta las sustituya.
    • El mundo debe ser en cierta medida artificial para que las personas prosperen en él.
    • No podemos llegar a saber qué hemos perdido al volvernos más tecnológicos, por lo que dudamos continuamente de nuestra propia autenticidad y vitalidad.
    • Nuestra faceta genética y natural es la suma de los despojos de miles de millones de años de violencia y pobreza extremas. La modernidad es precisamente la manera que encontraron los individuos de escapar a los estragos de la selección evolutiva.
    • Estamos llegando a un punto en el que el progreso tecnológico amenaza la existencia misma de la humanidad.
    • Cuando encontremos la manera de sobrevivir al cambio climático global, el planeta no será el mismo: será más artificial, más gestionado.
    • Los luditas fueron trabajadores textiles de principios del siglo XIX que temían que la mecanización de los telares supiese su obsolescencia.
    • ...el optimismo forma parte de la pócima mágica del éxito.
    • Las ideas no técnicas de los científicos influyen en las tendencias generales, pero las ideas de los tecnólogos se plasman en hechos tangibles.
    • La computadora se asemeja mucho a un proceso determinista y no entrópico.
    • Internet se utiliza para obligar a los actores locales a perder sus antiguas ventajas.
    • Está de moda el elogio desmedido de los procesos automáticos y evolutivos de la computación en la nube.
    • Keynes era un declarado elitista financiero que simplemente buscaba un mecanismo para desatascar los mercados.
    • No existe una correlación automática entre el gasto social y la mejora social, o entre el estímulo fiscal y la mejora fiscal.
    • Las optimizaciones aplicadas al mundo real como resultado de la actuación de los servidores sirena son óptimas exclusivamente desde el punto de vista de dichos servidores.
    • La eficiencia es sinónimo de en qué medida el servidor está influyendo sobre el mundo humano para ajustarlo a su propio modelo del mundo.
    • La abstracción de la eficiencia medida únicamente desde el punto de vista de un servidor sirena, entonces una economía más "eficiente" decrecería respecto a otra menos eficiente.
    • El significado surge cuando la creatividad asume riesgos.
    • La narrativa dominante no carece  de dirección definida. El problema es que en ella los humanos no somos los héroes. La historia dominante gira alrededor de las máquinas. Es determinismo tecnológico.
    • En la medida en que un servidor sea capaz de predecir el comportamiento de las personas, estas no tendrán tanto libre albedrío como los individuos "sueltos", que no están atados al servidor.
    • Los servidores sirena alcanzan una posición dominante a través de los efectos derivados de los efectos recompensa, pero la mantienen gracias a los punitivos.
    • Los verdaderos clientes de Google son los anunciantes, que están cautivos.
    • En esta carrera hacia el abismo , el final que rebaja los sueldos tanto como sea posible.
    • La fricción es lo que se siente cuando se está en el lado equivocado de un efecto de red.
    • Los efectos gratificantes aparecen cuando el número  de personas que utilizan el sitio es suficiente para mantener las expectativas de dinamismo que cada una de ellas alberga.
    • Para un servidor sirena es fundamental irradiar el riesgo hacia otras personas e instituciones, en lugar de acumularse en nuestro servidor. 
    • Norma: Si la gente paga dinero por usar nuestro servidor, es importante evitar aceptarlo directamente.
    • Siempre que sea posible deberíamos ser intermediarios entre compradores y vendedores.
    • El servidor sirena ideal es aquel en el que no tomamos decisiones específicas. 
    • Norma: Hemos de reducir al mínimo absoluto el número de decisiones que se nos pueden achacar.
    • De alguna manera, tarde o temprano, la información siempre se convierte en dinero.
    • Una economía no puede crecer sólidamente si se parece demasiado a un casino.
    • Los servidores sirena individuales pueden morir, pero el modelo que les da forma persiste, y ese es el verdadero problema. 
    • El problema no es ningún servidor en particular, sino la disociación sistemática entre el riesgo y la recompensa en la incipiente economía de la información.
    • Se demuestra que Internet no es el sistema emergente que imaginan los puristas, sino una estructura en gran medida jerarquizada y dirigida.
    • La tecnología es básicamente una forma de servicio. Los tecnológos trabajamos para que el mundo sea mejor.
    • La interdependencia económica ha reducido la probabilidad de que estalle una guerra entre países interconectados.
    • Los servidores sirena son narcisistas y ciegos a la procedencia del valor, incluida la red de interdependencias globales que constituyen el núcleo de su propio valor.
    • A menudo parece que los votantes escogen opciones políticas que van directamente en contra de sus propios intereses económicos.
    •  Lo interesante de las elecciones es que la ley dicta que haya varios competidores, lo cual las convierte en un fenómeno extraño en la era del big data, ya que en ellas no rige el "principio de exclusión"
    • La democracia se basa en leyes que imponen la diversidad en una dinámica de mercado que, de otro modo, evolucionaría hacia el monopolio.
    • Las democracias deben estructurarse de manera que sean capaces de resistirse a las dinámicas en las que el ganador se lo lleva todo.
    • En el diálogo político la realidad es cada vez menos relevante, como sucede en el big data empresarial.
    • Si el objetivo es la democracia, ahora más que nunca la case media en su conjunto debe tener más dinero que las élites que podrían emplear servidores sirena.
    • Cuando confío en las personas, la mayoría de las veces el resultado es positivo. 
    • Una potente clase media contribuye más a la estabilidad y el progreso de un país que cualquier otra cosa.
    • Un mundo en el que cada vez son más las cosas que se monetizan podría llevarnos a una economía centrada en la clase media. 
    • Deberíamos buscar un sistema en el cual el valor aumente a medida que más gente participe en él.
    • El mercado no dice que las personas normales no tienen ningún valor online; lo que sucede más bien es que se las ha excluido de su propio valor comercial.
    • Cada vez que un determinado tipo de tarea es suceptible de ser automatizada, ganan visibilidad otras que no pueden serlo.
    • Una economía en expansión, mejora la situación tanto de los grandes actores como de los individuos.
    • Una economía en red más íntegra no será aquella en la que no se corren riesgos, sino una donde los riesgos se asumen con más criterio.
    • Los servidores sirena ganan dinero al apostar contra el proyecto de la civilización humana.
    • Los tecnólogos deberíamos estar al servicio de la humanidad, en lugar de convertirnos en una clase privilegiada.
    • Cuando más dependa una sociedad del modelo equivocado de "eficiencia" automatizada, mayor será el potencial de que se produzcan repentinos brotes de maldad, pues serán más numerosos los actores con motivos para actuar fuera de los esquemas del contrato social.
    • El objetivo estratégico debe ser el de modificar el paisaje de la teoría de juegos, a fin de minimizar los motivos para el desasosiego (privacidad, identidad y seguridad).
    • No estamos construyendo una sociedad basada en la reprocidad, en la que todos seamos ciudadanos de primera en el espacio de la información.
    • Los derechos comerciales se adaptan mejor que nuevos derechos civiles como la privacidad a la gran variedad de situaciones particulares que se presentan en nuestro día a día.
    • El atributo más básico de una red digital es lo que se olvida y lo que se recuerda. Cuánto tiene de entrópica.
    • La arquitectura de red actual centraliza los beneficios asociados al dinero y el poder, pero distribuye el riesgo entre todos los demás. 
    • Cualquier economía sostenible debe basarse casi exclusivamente en la participación voluntaria, no por obligación.
    • La forma correcta de afrontar las concentraciones de poder no consiste en vaporizarlas, sino en establecer contrapesos. 
    • Una sociedad de manera que no promueva la capacidad de actuar de los individuos, a efectos prácticos es como si negásemos a las personas la capacidad de influencia, la dignidad y la posibilidad de autodeterminación.
    • Si los individuos no fuesen temporales, la especie entraría en un estancamiento aún peor que el de la Edad Media y los vencedores lo serían eternamente. La plutocracia asfixiaría la creatividad para siempre.
    • Para que una economía opere ordenamente, debe estar en vigor un contrato social. Cualquier economía real que funcione debe basarse en la participación voluntaria, más que en la imposición.
    • Muchos de los diseños supuestamente más abiertos y libres online están asfixiado por una élite controladora.
    • Todo sistema supuestamente abierto se contorsionará alrededor de ese servidor sirena, que creará una nueva forma de poder centralizado. La mera apertura no basta: un Linux siempre da pie a un Google.
    • Para los futuros tecnócratas: Por favor experimentad, tened paciencia, no os dejéis guiar por ideologías, avanzad a un paso lo bastante lento para tener tiempo de aprender las lecciones que os esperan.
    • La vía principal que yo promuevo consiste en fortalecer los derechos comerciales de los individuos, no los de los servidores. 
    • Si reconcebimos y reconstruimos el mundo como un lugar donde no haya nada que distinga especialmente a las personas de otros componentes, entonces las personas desaparecerán.
    • La economía debe interesase más por el diseño de las máquinas que actúan como intermediarias del comportamiento social.
    • Hacer la complejidad más sencilla es el gran arte de nuestra era.
    • La información siempre infrarrepresenta la realidad.
    • Una economía es humanista o no si es factible permanecer al margen de ella durante un tiempo sin que eso conlleve incidentes ni insultos.
    • Para la mayoría de las personas el valor de la información aumenta cada año.
    • La razón por la que es probable que el valor de los datos personales aumente es que son la materia prima de los sistemas automatizados o hipereficientes, y estos serán  cada vez más numerosos.
    • La actual economía de la información está diseñada alrededor de la marginación de las personas que son las fuentes de la información.
    • El valor de la información personal solo se conocerá una vez que asumamos que existe.
    • Mi intuición me lleva a suponer que en algún momento de los próximos diez o veinte años cabría esperar que el valor de los datos de la mayoría de las personas superase el umbral de la pobreza.
    Contraportada:
    Jaron Lanier, uno de los pensadores más influyentes de la actualidad, es autor de la obra fundamental sobre internet Contra el rebaño digital y padre de la realidad virtual. Desde hace décadas, Lanier ha aprovechado su experiencia para reflexionar acerca de cómo la tecnología transforma nuestra sociedad y nuestra cultura. 
    ¿Quién controla el futuro?  es la perspectiva de un pensador visionario sobre la cuestión económica y social más importante de la actualidad: la perniciosa concentración de dinero y poder en las redes digitales. Lanier piensa que el auge de las redes digitales ha conducido nuestras economías a la recesión y ha diezmado las clases medias. A medida que la tecnología destruye más y más sectores -desde medios de comunicación hasta la medicina o la industria-, afrontamos mayores desafíos al empleo y la prosperidad individual. 
    Pero hay una alternativa a permitir que la tecnología se apropie de nuestro futuro. En esta obra tan ambiciosa como sensible al devenir humano, Lanier dibuja el camino hacia una nueva economía de la información que respetará a la sociedad y le permitirá crecer. Es hora de que la gente común sea recompensada por lo que crea y lo que comparte en red. Lúcido, original y provocador, ¿Quién controla el futuro? es una lectura necesaria para todos los que vivimos en un mundo parcialmente digital. 
    Otras reseñas en ECP:

    Un ángel impuro

    En 2002, bajo el entarimado medio podrido de una habitación del antaño lujoso Africa Hotel, en la ciudad mozambiqueña de Beira, un hombre encuentra un viejo cuaderno; en la tapa lee un nombre y una fecha: «Hanna Lundmark, 1905», pero el cuaderno está escrito en una lengua que desconoce. 

    En 1904, casi un siglo antes de ese extraño hallazgo, una mujer del interior de Suecia desea para su primogénita, Hanna, una vida mejor, y decide enviarla a casa de unos parientes que viven en la costa. Comienzan entonces las peripecias de esa joven valerosa cuyos pasos la llevan a enrolarse como cocinera en un barco que parte rumbo a Australia. 

    Sin embargo, antes de llegar a su destino, Hanna desembarcará en Lourenço Marques (antiguo nombre de Maputo) y, enferma, recalará en O Paraiso, el burdel más famoso de la región. Poco sospecha que acabará regentando el prostíbulo, poblado por seres variopintos como su propietario, el  Vaz, el despiadado bóer Fredrik Prinsloo, mujeres como Felicia o Belinda Bonita, o el chimpancé.

    Henning Mankell tiene dos líneas muy diferenciadas en su escritura, la más conocida es la de libros de novela negra con el inspector Kurt Wallander y otra totalmente distinta, y quizás más desconocida, ambientada en África (la mayoría) que nada tiene que ver con las novelas de policías. A mi me gustan las dos vertientes, sus historias me motivan y me dejan enganchada al libro esperando la siguiente acción, el siguiente movimiento o suceso.

    Un ángel impuro es una historia en flashback pero sin saltos temporales, empieza por el final de la historia. Un diario encontrado bajo las tablas de un viejo hotel que ha conocido mejores años en Mozambique da pie a relatar la historia de como ese diario llegó allí y como la protagonista lo fue escribiendo a lo largo de no más de un par de años.

    No sólo se cuenta sus peripecias desde su salida de Suecia sino que a través de sus palabras podemos descubrir también como era la vida en Mozambique a principios del siglo XX, su evolución y el choque cultural que supuso para nuestra protagonista la llegada a este país.

    Una mujer que apenas sabía leer y escribir sueco, que nunca jamás había ido más allá de su región se ve embarcada en un viaje a la otra punta del mundo con la esperanza de encontrar unas oportunidades que se le habrían negado de haberse quedado. El viaje se ve interrumpido y es ahí donde se ve el carácter luchador y adaptable de la protagonista que asume que algo deberá cambiar si quiere sobrevivir.

    Una novela dura, de coraje y adaptación que nos enseña que no en todo el mundo se ven las cosas de la misma manera y que lo que es blanco aquí puede ser gris o incluso negro en otro lugar.

    Vale la pena descubrir esta otra escritura de un maestro como Mankell y dejarse llevar por sus aventuras e historias.

    Ritual

    El debut literario de David Pinner está impregnado del mismo tono misterioso y contradictorio que da forma a su argumento, y es comúnmente reconocido por los fanáticos del cine de culto como el origen de la enigmática película de terror británica The Wicker Man. 

    Presentamos por primera vez en castellano esta rareza moderna, pieza fundamental del transitado puente entre la narrativa ocultista y la cultura pop cinematográfica. David Hanlin, policía de Scotland Yard con un carácter marcadamente estricto y puritano, recibe la orden de investigar la muerte, a todas luces ceremonial, de una niña de ocho años en la pequeña y cerrada comunidad rural de Thorn (Cornualles). 

    Durante su corta estancia, el protagonista se verá lentamente envuelto en una trama de ilusionismo psicológico, seducción sexual, prácticas religiosas ancestrales y sacrificios rituales aterradores. Seis años después de su publicación en 1967, el aclamado dramaturgo y guionista cinematográfico Anthony Shaffer se encargó de volcar muchos de estos ingredientes fantásticos en la reformulación del texto para la gran pantalla. Las poéticas y alucinatorias secuencias imaginadas por Pinner se transformaron en la historia de terror folk que Robin Hardy llevó al celuloide en 1973. Desde su aparición, The Wicker Man ha inspirado por igual a generaciones de cineastas británicos y entusiastas de la cultura pop-folk en todo el mundo.

    Una portada, esta portada, es la causante de que este libro llegara a mi casa, me estuvo persiguiendo todas las casetas de libros el pasado Sant Jordi, a veces me pasa, y como tengo poca fuerza de voluntad se acabó viniendo conmigo.

    Un policía algo peculiar, con graves problemas de visión durante las horas de sol, es enviado a un pueblo a estudiar e investigar una muerte reciente y descifrar si es un asesinato ritual o una muerte accidental y aislada.

    A medida que el protagonista se adentra en el pueblo nos vamos dando cuenta de que sus moradores no son unos habitantes al uso, no son tan transparentes como dicen ser y los secretos poco a poco van saliendo a la luz dando un nuevo aire a este inusual pueblo. Mientras, un nuevo asesinato hace que la investigación tenga que incrementar la velocidad y los recursos destinados no sean suficientes.

    Es una novela algo loca, alejada de mis lecturas habituales, mezclando la clásica investigación policial con algo de misticismo, fantasía e ironía que le da un punto original al relato.

    El final es simplemente, alucinante, no me lo hubiera esperado nunca. Quizás alguien más lo lee y desde la primera página sabe lo que puede ocurrir pero para mi fue como un truco de magia con un final inesperado y espectacular.

    Una novela distinta, que vale la pena leer con la mente abierta.

    The notebook

    Every so often a love story so captures our hearts that it becomes more than a story-it becomes an experience to remember forever. The Notebook is such a book. It is a celebration of how passion can be ageless and timeless, a tale that moves us to laughter and tears and makes us believe in true love all over again... 
    At thirty-one, Noah Calhoun, back in coastal North Carolina after World War II, is haunted by images of the girl he lost more than a decade earlier. At twenty-nine, socialite Allie Nelson is about to marry a wealthy lawyer, but she cannot stop thinking about the boy who long ago stole her heart. 

    Thus begins the story of a love so enduring and deep it can turn tragedy into triumph, and may even have the power to create a miracle...

    Hace tiempo que había leído la traducción al castellano y me apetecía leerlo en su versión original.

    Lo he vuelto a disfrutar y sufrir por igual como la primera vez. Es una preciosa historia de amor aunque muy dura, contada desde el presente hacia el pasado y podría ser de cualquiera de los mayores que tenemos a  nuestro alrededor.

    Siempre he pensado que era una bonita manera de conservar ese amor que se profesaron en el pasado y que ahora no se puede recordar.

    La historia es conocida, Noa le lee a su mujer, enferma de alzheimer, el diario donde cuenta toda su vida juntos, su amor y sus vivencias con la esperanza de que ese día quizás le recuerde y la sonrisa que siempre llena su cara al terminar la lectura sea, ese día para él.

    La han adaptado al cine con gran éxito también.