Sergi Pàmies. Cançons d’amor i de pluja.

Quaderns crema, 2013. 182 páginas. Tropiezo en la biblioteca con este libro que contiene los siguientes cuentos: Primera cançó Dos cotxes mal aparcats La vida inimitable La clau del son Incineració La llibreta Autobiogràfic El temps Segona cançó El col·loqui Humor Dos radiofonistes Tercera cançó Nova york, 1994 (notes per un conte) Bufanda Tothom ho […] Continue reading

@@

Laidlaw

En un parque del oeste de Glasgow aparece el cadáver de una chica, Jennifer Lawson, estrangulada y brutalmente violada. Y entra en acción el inspector Jack Laidlaw que se pone a buscar al culpable con la ayuda de su colega en el cuerpo de policía Harkness. 

Pero él no es el único que intenta darle caza, porque el padre de Jennifer, Bud Lawson, quiere encontrar al asesino de su hija antes de que lo detenga la policía, para tomarse la justicia por su mano. Y sabe cómo hacerlo, porque tiene contactos en el submundo criminal de Glasgow. 

De modo que Laidlaw, un detective atormentado y dado a reflexionar sobre la moralidad y el crimen, inicia una carrera contrarreloj para atrapar al criminal antes de que lo haga un padre lleno de ira.

La venganza o la justicia tomada por la mano es un clásico en las novelas negras así que no debería sorprendernos la carrera que se establece en esta obra entre el detective responsable de la investigación y el padre de la víctima.

Lo que para mi le da un punto distintivo a esta novela y a la historia es como está contada, las reflexiones del detective sobre algunos aspectos de la investigación y las conclusiones a las que va llegando a medida que avanza en el caso.

Sorprende que esta novela fuese escrita a finales de los setenta y que algunas de sus reflexiones y pensamientos puestos en boca del detective puedan extrapolarse a tiempos actuales y no quedar desfasadas.

Además de todo esto tenemos a un detective que tiene muchos más problemas que el de encontrar a un asesino, un mundo que no lo ha tratado demasiado bien, no sabemos si porque no ha querido o porque no ha tenido otra opción.

Me gusta el personaje, me gusta la ciudad que nos muestra, la más oscura, la más deprimente pero con una pequeña luz al final del túnel, o al girar la esquina.

No será la última novela que lea sobre este detective. Recomendable para conocer (según él mismo) el espejo en el que se basó Ian Rankin para su inspector Rebus.

Continue reading

@@

Las chicas de campo

Irlanda, años 50. Lejos de la capital, Dublín, y en medio de un verde paisaje, bellísimo pero exigente, la joven y aplicada Caithleen ha crecido llena de encanto gracias a la sabiduría y humildad de su madre; una madre obligada, por las duras condiciones del campo, a ser fuerte en cada momento, a sobreponerse a toda desgracia. Pero algo va a suceder que transformará la vida de Caithleen. 

Y en esa nueva vida, la de la única hija de una familia venida a menos, estará acompañada por su amiga de la infancia Baba, por la sofisticada madre de ésta, por el peculiar Hickey… y por una docena de personajes soberbiamente retratados que hoy día nos siguen pareciendo muy vivos; y entrañables, como en toda vida que merezca la pena rememorar.

Caithleen recuerda para nosotros su pasado: unas veces lleno de risas; otras, superando las lágrimas. Recuerda los ritos de paso que la llevaron hasta la madurez: los días de internado, el descubrimiento del amor, la necesidad de aventuras e independencia y, al fin, la gran ciudad, con sus brillantes promesas de futuro.

Este año estoy leyendo mucha novela negra pero de vez en cuando se cuelan entre mis lecturas otro tipo de libros que hacen ampliar mi amplia nómina de autores descubierto y leídos.

En este caso el libro llegó a mis manos por la casualidad, la que hace ir a devolver un libro a la biblioteca y verlo sobre el estante de destacados, llamarte la atención la portada y decidir llevarlo a casa (debía tener un mal día).

En la contra portada nos habla maravillas de esta escritora (cuántas veces me he dicho a mi misma que no debo fiarme de las contra portadas), de su primera novela(ésta) y de lo interesante de la temática.

Me he aburrido, los personajes no llegan a ningún sitio teniendo mucho potencial, no me cuentan nada nuevo excepto más de lo mismo, los paisajes y descripciones tampoco son brillantes y en conjunto es un libro, para mi gusto, bastante mediocre.

Si lo hubiese leído en otra época o entre otros libros quizás mi punto de vista sería distinto pero en este caso no puedo recomendarlo a menos que tengáis serios problemas de insomnio.

Continue reading

@@

China Miéville. La estación de la calle Perdido.

La Factoría de ideas, 2001. 592 páginas. Tit. Or. Perdido Street Station. Trad. Carlos Lacasa Martín y Manuel Mata Álvarez-Santullano. Sigo insistiendo con Miéville, que parece que va por buen camino. No me ha parecido un libro perfecto, pero sí trepidante. La historia transcurre en Nueva Crobuzón (sí, tiene una página en la wikipedia más […] Continue reading

@@

Ritos funerarios

Basada en la historia real de la última mujer decapitada en Islandia, acusada del brutal asesinato de dos hombres, Ritos funerarios es una novela de suspense y de pasiones íntimas con el trasfondo del paisaje helado de la Islandia del siglo XIX. 
Agnes, mientras espera la hora de su ejecución, es confinada en la granja de un matrimonio y de sus dos hijas. Horrorizada, la familia ni siquiera quiere hablar con ella. Tan solo el joven ayudante de un pastor intenta comprenderla y salvar su alma. 
A medida que sus conversaciones progresan y el invierno deja su huella, el dilema se afianza: ¿fue Agnes culpable o no de los terribles hechos de que la acusan?
Con el paso de los días la opinión que tengo de su lectura ha cambiado, aunque siempre suelo escribir sobre mis primeras impresiones con los libros y este caso no va a ser una excepción.
Había visto varias reseñas por la red, el tema parecía interesante y lo que he leído de esta editorial ha sido de mi gusto. Lo leí bajo la sombra de los árboles de la piscina, así que no se trata de una lectura apresurada, le texto tampoco lo permite.
La trama nos lleva lejos, a una fría y aislada Islandia en pleno siglo XIX. Una sociedad rural donde el cultivo de la tierra era de una importancia vital para la supervivencia de sus habitantes y donde los viajes costaban resfriados y sobretodo un interminable tiempo.
Agnes ha sido condenada por la muerte de dos hombres, mientras espera la ejecución la trasladan a una granja donde trabajará a cambio de su alojamiento. Ha iniciado un procedimiento de clemencia alegando su inocencia pero nadie cree que lo consiga.
En la granja es recibida con miedo (no han tenido opción pues el hombre de la casa es el alguacil y debe obediencia a sus jefes), nadie quiere saber nada de una asesina. Le hacen el vacío y todo el mundo la rehuye.
La vida en la granja se rige por las estaciones del año y cuando llega la época de cosecha a la familia no le queda más remedio que tratar a Agnes, que trabaja codo con codo para sacar adelante la explotación. A partir de ese instante, mediante las conversaciones que tienen Agnes y la señora, vamos reconstruyendo la historia de esa noche y todo lo que ocurrió.
De factura lenta, pausada, de conversaciones y eso la hace demasiado algo pesada, muy envuelta en si misma.

No está mal pero quizás no sea un libro para todo el mundo y todos los momentos.

Continue reading

@@

Ojo con el sordo

El crimen es algo habitual en el distrito 87, pero a veces surgen casos excepcionales con delincuentes fuera de lo común, como es el caso del Sordo. Dispuesto a ridiculizar al equipo de la comisaría, el Sordo ha trazado un plan infalible para perpetrar un robo ¡con la ayuda de la policía! 

El criminal no sólo anuncia sus pretensiones, sino que además irá dando pistas a los miembros de la brigada criminal para que intenten averiguar dónde será el excepcional golpe que pretende dar el último día de abril.

Ojo con el Sordo es una de sus mejores obras y el paradigma perfecto de una de las series más famosas del género policíaco, cuya influencia se ha dejado notar tanto en la literatura, como en el cine y la televisión. 

Hace cinco años leí la una novela de Ed McBain/Evan Hunter (Obsesiones), en mi ignorancia pensaba que estaba escrita a cuatro manos y ahora, pasado el tiempo y casi olvidada su lectura, soy consciente de que son la misma persona, el nombre real (Evan Hunter) y el pseudónimo con el que ha pasado a la historia de la literatura de novela negra.

La serie sobre la comisaría 87 tiene más de 50 volúmenes, así que leerlos en orden es casi misión imposible (después de este conseguí leer el primer volumen y el que dio inicio a toda la serie y apenas hay diferencia).

En este caso no pierde el sentido si los lees salteados o en orden, los personajes importantes son la ciudad y la comisaría, las personas que transitan por la trama son meros objetos para contar la vida nocturna de esa ciudad, la manera de hacer del estado policial, la maldad de los asesinos, atracadores y demás moradores de la oscuridad. Se pueden llamar Jaime, Juan o Tomás, la historia funciona igual.

Al leerlo tuve la sensación de estar viendo un capítulo de la serie de televisión “Canción triste de Hill Street” y alguna persona a la que se lo he comentado me reafirma en esta sensación.

En esta trama en concreto nos encontramos con un asesino tan listo que se cree por encima de la ley que no sólo desafía a la policía con sus actos sino que los reta a descubrirle, a atraparle antes de que cometa su siguiente acción.

No es una novela que se me vaya a quedar en la retina por la profundidad de la trama o la fuerza de sus personajes pero si que es una novela, y por extensión una serie (después de haber leído otro volumen de la misma), que pueden dar mucho juego cuando tienes ganas de leer algo visual y perderte en las tramas procedimentales del trabajo policíaco.

Continue reading

@@